Más de medio centenar de niños fueron presentados ante a la Virgen

Los nacidos en el último año recibieron la medalla bendecida

La imagen de la Virgen fue colocada a pie de altar para la presentación.
FIESTAS PATRONALES

Las fiestas en honor de la Virgen de la Hermosa cubrieron ayer uno de sus actos más tradicionales, con la presentación de los niños nacidos en el último año -o que por los motivos que fuese no pudieron ser presentados en su díaante la patrona de Fuente de Cantos.

El acto se inició con la bendición de las medallas que portaba Francisco Miranda, hermano mayor de la Hermandad de la Hermosa, a cargo del párroco José María Borreguero.

Después, más de medio centenar de niños en brazos de sus padres fueron recibiendo las medallas y presentados ante la Virgen, cuya imagen se había colocado a pie de altar para el besamanos.

La mayoría de los pequeños se mostraron más curiosos que asustados al ser el centro de atención durante esta ceremonia, mientras los padres y abuelos mostraban su orgullo por cumplir con la tradición.