Interior del teatro municipal.
Interior del teatro municipal. / J.C.Z.

Denuncian que el teatro municipal carece del certificado final de obras que acredite su idoneidad para uso público

  • La alcaldesa señala que se trata de una mera formalidad y que el recinto cuenta con las medidas de seguridad adecuadas

El teatro municipal ubicado junto al centro de asociaciones carece del certificado final de obras, no tiene completadas las medidas contra incendios ni completada la autorización ambiental exigida por la ley.

Así se desprende de una denuncia formulada por Luis Sánchez, concejal del grupo IFC, tanto ante la Guardia Civil como ante la Delegación del Gobierno. Esta denuncia viene precedida de una carta remitida el pasado mayo a la alcaldesa Carmen Pagador, donde se le demandaba que buscase un lugar alternativo para celebrar la graduación de Bachillerato del instituto Alba Plata, ya que el lugar elegido, el teatro, no cumplía con los requisitos legales.

Según Sánchez, arquitecto de profesión, la falta de un certificado de final de obras firmado por un arquitecto y un aparejador, que acrediten que el edificio se ajusta a la normativa vigente, impide no solo celebrar cualquier acto en el recinto, sino la mera presencia en el mismo de personas ajenas a los trabajos de construcción “ya que a todos los efectos se trata de un edificio en obras”.

Asimismo, se indicaba que el edificio no tenía terminadas las medidas contra incendios, que deben ser supervisadas por una empresa externa que las homologue, lo que suponía un riesgo para la seguridad de las personas que asistiesen al acto. Finalmente, se apuntaba que tampoco había ni licencia de actividad ni la preceptiva autorización ambiental.

Sin respuesta

Este escrito no recibió respuesta alguna, como tampoco recibió una contestación clara la petición del otro grupo en la oposición municipal, el PSOE, que preguntó en pleno si el teatro contaba ya con la certificación legal que amparase su uso. En este caso, ante los requerimientos del portavoz socialista Manuel González de que se les mostrasen los documentos correspondientes, la respuesta fue que todo estaba bien y no había de qué preocuparse, pero no se mostró el documento.

Es más, durante el verano se continuaron celebrando actividades en el recinto (concierto de la Banda de Música o festival de coplas).

El pasado 1 de septiembre, ante el anuncio de que el teatro acogería la representación de la obra ‘Barataria, Sancho gobernador’, dentro de la programación de actos de las fiestas de la Virgen de la Hermosa, el edil de IFC registró un nuevo escrito dirigido a la alcaldesa, en el que indicaba que, pese a las advertencias, “ya van cuatro veces que usted ha autorizado el uso del edificio citado para pública concurrencia”. Se recordaba en el mismo que las medidas contra incendios seguían sin estar terminadas y que tampoco el certificado de idoneidad había sido firmado por técnico alguno, lo que constituiría “un grave incumplimiento de la Ley de Ordenación de la Edificación”.

Igualmente, se recordaba que es necesaria la autorización ambiental para que el recinto pueda ser utilizado, y que no existe expediente alguno en este sentido.

“Desarrollar un acto de pública concurrencia en un edifico en obras”, continuaba el escrito, “es una grave irresponsabilidad”, máxime, se recogía, cuando la localidad cuenta con otros recintos donde no se pondría en peligro la integridad de los ciudadanos.

Asimismo, se apuntaban otras deficiencias como que los vestuarios ni siquiera estaban terminados.

La Delegación del Gobierno se inhibe

Puesto que no se tomó medida alguna, en el sentido de trasladar la representación a otro lugar o exhibir los permisos legales, al día siguiente el grupo IFC denunció estos hechos ante la Guardia Civil y la Delegación del Gobierno, reclamando que se impidiese el uso del teatro hasta tanto se terminasen todos los trámites y acciones perceptivos.

Según Sánchez, desde la Delegación del Gobierno no solo no se tomó medida alguna, sino que ni siquiera recibieron un ‘acuse de recibo’. De este modo, la representación teatral tuvo lugar. En días posteriores, y ante la insistencia de los miembros de IFC, desde la Delegación del Gobierno se les contestó verbalmente que este organismo no tiene competencias en estos asuntos, y que darían traslado de la denuncia al ayuntamiento.

“Como puede imaginarse, nos quedamos muy sorprendidos, por que la Delegación del Gobierno dijese que una cuestión de seguridad pública en la celebración de un espectáculo no era asunto suyo, y además porque la respuesta fuese que lo trasladarían al ayuntamiento, cuando la denuncia iba contra el ayuntamiento”, indicó el concejal.

Por ello, el próximo paso será plantear la denuncia ante el Departamento de Interior de la Junta de Extremadura, “a ver si este organismo sí actúa conforme a sus competencias o nos dirige a quién tenemos que recurrir”.

“Durante años han justificado que no usaban el teatro porque nosotros, cuando salimos del gobierno municipal, lo dejamos sin cumplir cuestiones como las medidas contra incendios, y ahora lo abren sin que estén terminadas”, concluyó Sánchez.

No hay peligro

En su réplica a estas denuncias, la alcaldesa Carmen Pagador señaló que la actuación del edil de IFC “no tiene sentido”. Pagador reconoció que el certificado de final de obra no está firmado, puesto que el arquitecto no lo firmará hasta que estén colocadas las puertas de emergencia, y éstas no se habría colocado por un problema con la empresa que debía suministrarlas.

Sin embargo señaló que para los actos realizados hasta ahora no era relevante esta cuestión, “porque con el calor que hacía las puertas estaban abiertas de par en par”. A su juicio, la firma de la certificación final es un mero trámite, que se cumplimentará tan pronto como se reciban y coloquen las citadas puertas, y explicó que el recinto cuenta con sistemas de incendio incluso más seguros de lo exigido, como un telón que aislaría la zona de butacas del escenario dotado de un sistema de irrigación para combatir el fuego.

“No soy tan irresponsable como para permitir que se celebre un acto allí si veo que hay riesgo, y si se ha hecho es porque tal peligro no existía”, aseguró Pagador, y añadió: “además, en todos los actos celebrados había presente un técnico electricista por si surgía algún problema actuar de inmediato”.

Igualmente, indicó que se tenía el permiso de Industria referente a la instalación eléctrica del recinto.

La alcaldesa mostró su sorpresa porque el grupo IFC presente este tipo de denuncias. “Todos sabemos cómo nos dejaron este teatro, y que para terminarlo hemos tenido que dedicar mucho dinero, poco a poco porque nos dejaron la caja vacía y un proyecto con muchísimas deficiencias que hemos tenido que ir resolviendo nosotros, en una obra que estaba presupuestada en menos de 700.000 euros y que se nos va a ir por encima del millón de euros”, replicó.

Pagador insistió en que “tuvimos que asumir una obra que no nos gustaba, y que estaba a medias, y que hemos ido acabando poco a poco, este mismo año le hemos tenido que echar 70.000 euros”.

Tras reiterar que “nunca habría permitido que se usara si creo que hay problemas de seguridad”, comentó que en este momento, además de las puertas de emergencia, solo quedarían por instalar el sonido y algunas luces.

De momento no hay ningún acto más previsto en este teatro, aunque la alcaldesa indicó que “el objetivo es, ya que está, darle uso, el mayor uso posible. Por ello, confirmó la intención de que este teatro recoja el testigo del auditorio Huertas del Hospital en cuanto a las proyecciones de cine “que han sido un éxito y queremos que los fuentecanteños sigan teniendo la posibilidad de asistir al cine en su localidad”, y también que se pedirá la inclusión del mismo en la Red de Teatros de Extremadura, con el fin de que acoja obras del circuito regional y tenga un uso continuado.

Por ahora, la polémica sigue abierta. Desde la oposición se insiste en que seguirán adelante por el uso irregular de un recinto público poniendo en peligro la seguridad de los asistentes, lo que, según afirman, parece ser costumbre en el equipo de gobierno, puesto que lo mismo está ocurriendo con edificios como el salón multiusos del recinto ferial, que se estaría usando también para actos para los que no ha sido concebido y que carece de medidas de prevención.

Mientras, desde el equipo de gobierno se asegura que se trata de cuestiones menores, meros formalismos administrativos y que en ningún caso se ha puesto en riesgo a las personas, achacando las denuncias a cuestiones de rivalidad política, y recordando que el anterior gobierno municipal legó un proyecto plagado de deficiencias, sin las mínimas condiciones para ser utilizado y con una estimación presupuestaria que ni de lejos llegaba al coste real de las obras y equipamientos.

HOY

HOYFuente de Cantos

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento
    • Anunciantes