"La obligación del poeta es estar junto a los excluidos, no hacer poesía hueca"

"La obligación del poeta es estar junto a los excluidos, no hacer poesía hueca"

  • Cayetano Ibarra presenta su libro de 'Versos con premeditación y alevosía'

La casa de la cultura acogió la presentación de la obra de Cayetano Ibarra ‘Versos con premeditación y alevosía. Meditamientos y pensaciones’, un libro en el que el autor asegura haber volcado sus vivencias e impresiones de manera sincera, además de plasmar sus pensamientos en una poesía social “necesaria” hoy día.

En su presentación, Manuel Macarro, presidente de la asociación Con-ciencia Alternativa, entidad organizadora del acto, indicó que la obra puede encuadrarse sin duda en la poesía social “llana, que no simple, y del pueblo para el pueblo”. Macarro definió a Ibarra como “una persona con la cultura en la sangre”, y aseguró que hacen falta libros y voces “que se manifiesten contra la injustici”.

Por su parte, Samara Ibarra, prologuista y a la vez hija del autor, aseguró que en un principio tuvo muchas dudas para aceptar el encargo, hasta que uno de los poemas del libro (precisamente el que arranca con ‘Estos no son poemas…’) le marcó el camino. “Decidí no usar el prólogo para defender la calidad poética, porque este aspecto se defiende solo, sino para reflejar mis reflexiones personales, los pilares de la obra, el relato de una trayectoria vital, expresada de una manera difícil de clasificar pero fácil de abordar, porque es una poesía clara, sincera, reveladora, consciente y consecuente con los valores de su autor”, apuntó.

Tras ella, tomó la palabra Cayetano Ibarra, quien empezó afirmando que si la vivencia del autor no se refleja en su obra “o miente la obra o miente el autor” y aseguró a los presentes que en su obra no hay mentiras: “es una obra sincera”.

A partir de ahí, fue haciendo un recorrido por el libro, recitando poemas que reflejaban momentos vitales íntimos: la niñez marcada por la ausencia del padre, la infancia (con la figura del maestro y, como no, de la madre, como referencias), la adolescencia o la muerte de su madre, alternados con otros que aludían a su visión de la realidad, en referencia a la situación del Tercer Mundo o la guerra de Irak.

“Alguien me dijo hace unos días que mis poemas destilaban mucha rabia y resquemor. Tengo que darle la razón, porque eso forma parte de la sinceridad, y no lo puedo negar. De todas las heridas, las que peor llevo son las de la espalda, porque esas no cicatrizan nunca o cicatrizan mal”, comentó.

A lo largo de su intervención, Ibarra hizo una firme defensa de la poesía social, considerándola como elemento clave y obligación para defender a los que no se pueden defender. “Hay que estar del lado de la gente que puede ser manipulada, y mucho más en estos momentos”.

El autor indicó que con una crisis que va mucho más allá de la economía como la que aún padecemos “la obligación del poeta es estar de parte de los excluidos, no hacer una poesía de palabras huecas y jeroglíficos”, y agregó indignado: “con la que estaba cayendo, y la que sigue cayendo, había poetas que seguían hablando de tonterías, sin querer darse cuenta de lo que pasaba a su alrededor”.

Por eso reivindicó el papel de la “rima pobre” para dar voz a quien no la tiene. Así lo refleja el penúltimo poema cuando apunta: “¿quién duda de la musa que tiene nombre propio/y un vestidito propio de rimas y cadencias?”, hacer poético que contrasta con “Y luego están los versos manados,/esas hemorragias de rabia que inundan las calles/y purifican los suburbios”.

Seguidamente, abordó otra de las partes de su libro, la dedicada a los aforismos, que abordan cuestiones muy diversas. Aquí se detuvo en los dedicados a la política, aludiendo a su época anterior, y afirmando que “la verdad no es demasiado buena en política”, no es un valor que se aprecie, además de advertir contra los confidentes/delatores y concluir: “tras muchos años, te das cuenta de que en las derrotas es cuando se ve la verdadera cara de la gente”.

Quizá por eso, para estar a resguardo de traiciones, en uno de sus aforismos recomienda: “si alguna vez ocupas un cardo de poder, ten en cuenta tres consejos: no aceptes adulaciones, no fomentes intrigas y, sobre todo, no compartas secretos personales que puedan comprometerte”

HOY

HOYFuente de Cantos

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento
    • Anunciantes