La UD Fuente de Cantos cae 2-3 frente al Emérita en el primer partido de pretemporada

Ambos conjuntos dejaron en evidencia que aún están lejos de su mejor nivel

El balón se cuela en la portería del Fuente de Cantos en el primer gol visitante.
FUTBOL

La UD Fuente de Cantos no pudo ofrecer a su afición, que se dio cita en buen número en el Estado Municipal, un triunfo en el partido de celebración del ascenso a Tercera, disputado frente al Emérita Augusta.

Errores de marcaje, los numerosos cambios introducidos en la segunda parte y la falta de rodaje (que acusaron ambos conjuntos) determinaron un 2-3 final favorable a los emeritenses.

Tras unos primeros minutos de tanteo, la UD Fuente de Cantos empezó a hacerse con el mando del partido, sobre todo por la banda derecha, con un Pedro Oliva que parecía ser el único que no estaba de pretemporada. A este dominio respondía el Emérita con incursiones rápidas aprovechando desajustes defensivos en la zaga local.

Fue el Fuente de Cantos el primero en golpear, y, como no, por la banda derecha. Pedro Oliva tras una pared hacía valer su velocidad y se internaba por el pico del área hasta casi llegar a la línea de fondo. Cuando todos esperaban un centro atrás -incluido el portero visitanteOliva disparó con potencia y el balón entró pegado al palo corto.

Tras el 1-0 el Emérita adelantó líneas y ahí empezó el calvario de la defensa local. Una indecisión en un córner, con varios atacantes libres de marca trajo el empate. Pocos minutos después se repetía la secuencia: falta contra el Fuente de Cantos escorada la izquierda del ataque emeritense en la mitad del medio campo local, balón colgado al área, desajuste en la marca y el Emérita logra el 1-2.

El partido entra en una fase de centrocampismo e indecisiones, y fruto de una de ellas en la defensa visitante llega el empate, cuando Félix se hace con un balón mal despejado por la zaga del Emérita y bate al meta visitante con una vaselina con el exterior.

Con ese resultado se llega al descanso. En el segundo tiempo, empieza el carrusel de cambios (hasta nueve por parte local y cuatro por la visitante) y el encuentro baja de tono. Cuando se rozaba el primer cuarto de hora de esta segunda mitad, el meta local no acierta a blocar un disparo lejano del Emérita, que supone el 2-3.

Poco más a partir de entonces. El equipo local lo intenta con más fe que orden, pero aún así dispone de tres ocasiones muy claras que el jovencísimo meta visitante, José M. Caldera, que había entrado en esta parte, desbarata con tres intervenciones donde deja patente unos reflejos extraordinarios.

Un encuentro, en fin, para sacar conclusiones y corregir errores. Ahora la próxima cita es en el triangular de Los Santos, frente al equipo local y el Calzadilla de los Barros.