Se extiende la 'rebelión' de los autónomos y pequeños empresarios

La iniciativa de Fuente de Cantos logra eco en Almendralejo, Zafra y Burguillos

Algunos de los asistentes a la segunda asamblea.
SITUACIÓN LÍMITE

El malestar de los autónomos y pequeños empresarios ante el incumplimiento de los compromisos por parte de la Administración, que ha agravado con sus medidas la situación tan difícil por la que atraviesa este colectivo ha empezado a encontrar eco en otras localidades.

Si en la primera reunión convocada por la Asociación de Empresarios de Fuente de Cantos estuvieron presentes medio centenar de autónomos y empresarios locales junto a otros venidos de poblaciones vecinas como Calzadilla, en la segunda, celebrada el jueves pasado, el presidente de la asociación Juan Domínguez, dio cuenta de que autónomos y empresarios de Burguillos, Almendralejo y Zafra habían contactado con él para secundar un frente común de presión. Además, en esta segunda asamblea, también con medio centenar de personas, se incorporaron autónomos de otras localidades como Bienvenida.

Domínguez indicó que, a su juicio, la huelga o la manifestación "son armas que difícilmente podemos usar los autónomos y pequeños empresarios", por lo que abogó por incidir en la 'insumisión' dejando de pagar las cuotas de la Seguridad Social, "porque si somos muchos, (a la administración) les va a doler la cabeza".

Ante las voces que reclamaban la toma inmediata de medidas, el presidente de los empresarios fuentecanteños abogó por, en primer lugar, lograr adhesiones concretas y extender la iniciativa, para conseguir luego ir "con una sola voz" y sentar a la Administración en una mesa de negociación.

"No podemos ser los paganos de los errores de otros, políticos y banqueros, y que sólo se acuerden de nosotros a la hora de cobrarnos", afirmó, y se preguntó si, de seguir la situación actual, "hay entre vosotros muchos que tengan liquidez para seguir pagando la Seguridad Social cuatro o cinco meses más".

En la asamblea se barajaron, además de la consabida negativa a pagar la Seguridad Social, otras medidas como cierres patronales o concentraciones "porque en una situación crítica hay que tomar medidas extremas".

El acuerdo final consistió en elaborar una tabla de reivindicaciones (que no se pague el IVA hasta cobrar la factura, que se rebajen las cuotas de la Seguridad Social, que se deroguen las nuevas penalizaciones por demoras en el pago de la Seguridad Social o que se declaren inembargables los bienes personales de autónomos y empresarios, entre otras), convocar reuniones con miembros de este colectivo dispuestos a tomar medidas en otras localidades y seguir contactando con asociaciones empresariales para lograr más apoyos.