Colegio San Francisco Javier / cedida

El colegio San Francisco Javier sembrará un árbol por cada nuevo alumno o alumna

El Árbol de Tu Vida pretende concienciar desde la etapa de Infantil de la importancia de cada gesto a favor del medio ambiente

José Miguel Amaya
JOSÉ MIGUEL AMAYA

El colegio San Francisco Javier, de Fuente de Cantos, ha puesto en marcha el programa El Árbol de Tu Vida, que contempla sembrar un árbol en el recinto del centro por cada nuevo alumno o alumna que se incorpore.

La idea es que cuando un niño o una niña se inscriban en Educación Infantil, el colegio entregará a la familia un plantón de una especie autóctona para que lo siembre en una zona definida del centro. Este plantón se acompañará con una placa donde consten nombre y apellidos del alumno o alumna y fecha en la que se incorpora.

Será el propio alumnado el que se ocupe de 'su árbol de la vida' acompañado por los docentes de cada etapa. «De este modo, el árbol irá creciendo a la vez que crece nuestro alumno o nuestra alumna, y las familias los verán madurar juntos», han señalado desde la dirección del colegio.

La idea es que desde esta primera etapa el alumnado tome conciencia de la importancia de relacionarnos de manera respetuosa con el medio ambiente «y también de que cualquier gesto, por pequeño que sea, va sumando para que su futuro sea el que todos deseamos y se genere una conciencia de que en cuestiones como el cambio climático todos podemos hacer algo».

El Árbol de Tu Vida forma parte del programa de formación integral del centro, que ya incluye cuestiones como el reciclaje y recuperación, la economía verde o las amenazas para el clima. «El objetivo es que se vayan realizando acciones adaptadas a cada etapa que vayan fomentando esa conciencia, y creemos que vincular al niño o la niña con 'su' árbol es una forma de empezar», explican desde la dirección del San Francisco Javier.

Además, cada árbol, con su correspondiente placa, «seguirán ahí cuando el alumno o la alumna se marchen al terminar Bachillerato, tras haber crecido juntos durante 15 años, de manera que se generará un vínculo permanente entre ambos y con el colegio».