«Cristo del Sagrario» / cedida

El rey inaugurará la muestra el 11 de mayo a las 18.30 horas

«Cristo del Sagrario» se expone en «Las Edades del Hombre» de Plasencia

La exposición 'Transitus' de Las Edades del Hombre mostrará en Plasencia 180 obras de artistas como El Greco o Zurbarán

José Miguel Amaya
JOSÉ MIGUEL AMAYA

La Archidiócesis de Mérida-Badajoz aporta un total de 19 piezas de arte sacro a la exposición 'Las edades del hombre' que se celebrará este año en la Catedral de Plasencia, de mayo a diciembre, bajo el título de 'Transitus', y donde se exhibirán unas 180 obras, la gran mayoría de patrimonio extremeño.

Las piezas donadas por la Archidiócesis pertenecen a la Catedral de Badajoz, al Museo de la Catedral o al Real Convento de Santa Ana de la capital pacense, a las parroquias de Calzadilla de los Barros, de Higuera la Real, de Nuestra Señora de La Granada de Llerena, de Fuente de Cantos, de Segura de León o de La Parra, a la Colegiata de Nuestra Señora de la Candelaria de Zafra, o al Convento de la Inmaculada Concepción del Carmen de Talavera la Real.

También en el ámbito provincial, aunque perteneciente a la Diócesis de Toledo, una de las piezas es de la Parroquia de Herrera del Duque, 'La última cena' de Juan Correa de Vivar, y entre las prestadas para dicha exposición por la Archidiócesis de Mérida-Badajoz se encuentran 'La Anunciación' de Luis de Morales, 'San Juan Bautista', atribuida a Juan Alonso Villabride y Ron o la Custodia de Asiento, de Juan del Burgo, las tres de la Catedral de Badajoz; o el 'Cristo crucificado' de Francisco de Zurbarán, de Llerena.

Igualmente, se cede 'La Visitación' de Antón de Madrid, de Calzadilla de los Barros; el Retablo para la capilla de Ginés Martínez de Luis de Morales, de Higuera la Real; la Custodia procesional de la Colegial Insigne, de Zafra, o la Custodia de Salvatierra de los Barros; además de la Cruz de altar de Fregenal de la Sierra, el 'Cristo yacente' de Zafra o el 'Cristo muerto' de Talavera la Real.

Así se ha detallado en una rueda de prensa en la que el arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, ha presentado la exposición 'Las edades del hombre' junto al comisario de la muestra, Antonio de Luis Galán, y el delegado de Patrimonio de la Archidiócesis, Agustín Velázquez,

Antonio Luis Galán ha destacado en su intervención que se trata del acontecimiento cultural «más importante de España en este momento sin duda» y desde el punto de vista cultural y también desde el evangelizador, así como que es un proyecto en el que está involucrada la Provincia Eclesiástica de Extremadura, con el apoyo de las instituciones civiles; tras lo cual ha explicado la estructura de esta exposición que se podrá ver de mayo a diciembre en la Catedral de Plasencia con un total de 180 obras.

En este sentido, ha indicado que en estas 180 obras se muestra «fundamentalmente» el «rico» patrimonio de la Provincia Eclesiástica de Extremadura de la mano de autores como Zurbarán o Morales, y que toda la Iglesia extremeña pone a disposición en este proyecto «evangelizador», junto con que también habrá, para completar el relato que se quiere trasladar, piezas de Granada o Valladolid, porque las mismas «se eligen no solamente por su belleza y su calidad, sino porque apoyan el relato que queremos transmitir».

UN MAGNO ACONTECIMIENTO

Por su parte, Agustín Velázquez ha indicado que se han puesto a disposición de la Diócesis de Plasencia para prestar las piezas que les han solicitado, y que desde la Archidiócesis de Mérida-Badajoz se ha querido contribuir a esta exposición al entender que se trata de un «magno acontecimiento» que será disfrutado por miles de personas, al hilo de lo cual ha agregado que las comunidades religiosas de la diócesis también han cedido aquello que se les ha pedido.

«Realmente», ha valorado, «no es una muestra del patrimonio cultural de la diócesis», sino que son piezas escogidas para seguir el discurso expositivo de 'Las edades del hombre', algunas «inéditas» y que «nunca han salido», y otras «muy conocidas» como las de Morales o Zurbarán o algunas de orfebrería.

Igualmente, ha reconocido que, al mismo tiempo, ha sido una «oportunidad» la exposición de estas piezas para restaurar algunas que se encontraban «deterioradas» o «notaban» el paso del tiempo, y que han sido restauradas «magníficamente» en los talleres de la Fundación Las edades del hombre, como la talla de marfil de San Miguel del Museo de la Catedral, o un Cristo yacente de la Colegiata de La Candelaria de Zafra.

A este respecto, Velázquez ha expuesto que la valoración, los seguros y los transportes han sido supervisados también por la Junta de Extremadura, y que las piezas están aseguradas «clavo a clavo», «es decir, desde que la pieza se descuelga de la pared hasta que regrese está perfectamente asegurada», y que algunas de las piezas que se utilizan para el culto, como las custodias procesionales, retornarán unos días antes del Corpus a sus parroquias para cumplir su función litúrgica, para regresar posteriormente a la exposición hasta su término.

Por último, Celso Morga ha felicitado que se puedan exponer estas obras de arte sacro extremeñas y ha agradecido a la Fundación Las edades del hombre la elección de Plasencia como sede de esta muestra, al tiempo que ha puesto en valor la labor de dicha fundación al señalar que «si no habría que crearla porque es tal la riqueza del patrimonio que la Iglesia posee en España» y «tan impresionante que, si no se hubiera creado la fundación en 1988 habría que haberla creado».

En este sentido, ha ahondado en que se dedica a conservar, promocionar, y a restaurar, así como a la difusión a través de las plataformas digitales para dar a conocer dicha riqueza, y en que son obras, en su mayoría, hechas para el culto, pero que «ahora adquieren también esa dimensión cultural» porque «el culto crea belleza», y realizadas por artistas entre los que se cuentan algunos de «primera magnitud».

LA CAPILLA DEL SAGRARIO

Separada de la Capilla Mayor por una preciosa cancela de hierro forjado, se encuentra la capilla del Sagrario. De pequeñas proporciones, se utiliza para la custodia del Santísimo, para celebraciones minoritarias, así como para la adoración del Monumento la noche del Jueves Santo.

En su cabecera se alza el altar presidido por el llamado hoy «Cristo del Sagrario», por el lugar en que se encuentra, y antes «Cristo del Conde» por haberlo donado el Conde de Montalbán. Es una excelente imagen de tamaño natural, modelada en pasta de papel en la primera mitad del siglo XVII y de procedencia mejicana probablemente. Esta imagen estuvo situada con anterioridad en la zona de la nave principal del templo entre el púlpito y el presbiterio.