Fuentecanteños disfrutan dela primera noche de romería en una de las casetas / JUan jose fabra

Fuente de Cantos vive ya su romería de San Isidro

José Miguel Amaya
JOSÉ MIGUEL AMAYA

Las últimas horas han sido de mucho trajín en la pradera de San Isidro de Fuente de Cantos, ultimando cada familia o grupo de amigos las casetas, que darán cobijo durante cuatro días a los romeros. Las mesas, las sillas, los farolillos, las neveras, los toldos, las barras, la decoración en la entrada. «Que no falte ningún detalle», se oye decir a lo lejos. Un sin fin de cuestiones para las que se apuran los últimos minutos antes de la gran noche.

La caseta es el alma de la fiesta y esta noche se suma la cena, el alumbrado y las primeras horas de los romeros en la tierra de San Isidro.

Las temperaturas acompañan y la pradera toma vida propia ante la masiva llegada de fuentecanteños dispuestos a vivir los días más importantes de sus fiestas. Hasta cuatro en total.

Fuente de Cantos se traslada a la pradera para lo que la Hermandad de San Isidro lleva meses trabajando, organizando casi al milímetro todas las necesidades para que no quede nada a la improvisación.

Este jueves a las 22: 30 horas se celebra la cena de apertura y el encendido del alumbrado. Los romeros dispuestos a vivir las primeras horas de una noche que amanecerá festiva en la localidad, y que tiene programado el concurso de tortilla de patatas para mañana viernes organizado por la caseta más popular y con más socios de la pradera «EL Lazo». «Ese nombre que indica que se acabó la soltería, que a algunos de los socios y amigos les había llegado la hora del emparejamiento», dice Javier Borrero, uno de los responsables.

Luis Sánchez, el maestro salmantino arraigado a la localidad, es el experto de las nomenclaturas de las casetas. El hombre que se pasó hace unos años toda la romería preguntando caseta a caseta el nombre de cada una de ellas, su origen y por qué la habían denominado así. En el libro que entrega la hermandad lo dejó escrito para siempre. Sánchez es el valedor y presentador del Festival de Sevillanas y compositor de algunas de las canciones del santo.

A media tarde del viernes tendrá lugar el concurso de habilidad con tractor y remolque. Se trata de una prueba de carácter local con grandes premios. Y por la noche gran verbena popular amenizada por la Orquesta Chasis.

La pradera vive sus primeras horas de fiesta y cante que pondrán las voces de los coros. Las rumbas y sevillanas isidreras que se estrenaron el viernes anterior, apenas unas horas antes del multitudinario camino del pasado sábado.

Las voces del Coro de la Hermandad de San Isidro y del Coro El Patio que se profesan admiración y cuyos estribillos se quedan en la cabeza más allá del tiempo que se venera al patrón de los agricultores.

Y ya en la primera noche un ir y venir de gente en el autobús que como en un bucle marca el principio y el fin de las horas de diversión. Hasta las 05:00 horas hay tiempo para divertirse y hay tiempo hasta llegar al día 15.